Segunda entrega en Wukro, donde los últimos acontecimientos copan parte del artículo con noticias de última hora. La infancia tiene un peso importante en él.

Se está convirtiendo en una triste costumbre que cada vez que afrontamos un nuevo episodio de nuestro viaje, las noticias que nos llegan sean preocupantes. Etiopía, nuevamente, ha sufrido una de las peores situaciones con pérdidas de vidas humanas que venimos relatando en anteriores entregas con las cargas policiales contra la etnia oromo. En la gran conmemoración festiva anual de la Irrecha en octubre, la policía decidió acallar los cánticos de protesta contra su etnia con gases lacrimógenos, provocando avalanchas, estampidas, aplastamiento y caídas en zanjas que se convirtieron en trampas mortales. Decenas de muertos y heridos, mientras parece convertirse en algo normal con una comunidad internacional que suscita a pensar que solo masculla entre dientes “estamos ocupados con otras cosas”. Informativamente apenas ha sido algo fugaz en determinadas cadenas.

Seguir leyendo ..